5 Consejos para elegir al mejor cuidador para tu perro

A la hora de contratar a un cuidador debemos tener en cuenta una serie de requisitos muy importantes para que, tanto nuestro perro como nosotros mismos, estemos a gusto con esa persona. En este artículo queremos ofrecerte unos consejos que te ayudarán a realizar la elección acertada.

1.     Experiencia demostrable

Por supuesto, lo primero es pedir referencias sobre su experiencia. Es importante que preguntemos en el parque o en las áreas destinadas a los perros cómo se comporta con los animales, qué experiencia tiene, cómo actúa… También podemos preguntarle al veterinario si lo conoce, si su actuación en caso de emergencia es la adecuada, si es responsable, etc.

2.     Conocimiento anterior

Si conocemos al paseador, la relación y el periodo de adaptación entre el cuidador y el cánido será mucho más fácil y cómoda. Si no es así, lo ideal es que la primera relación que tengamos con él sea junto a nuestro perro. Así, además de valorar cómo es su comportamiento con el animal, este lo reconocerá y podrá estar con él más cómodamente.

3.      Formación específica

No es necesario, pero sería perfecto que el cuidador contara con alguna formación especializada en perros. De este modo sabrá cómo actuar con ellos cuando haya problemas, sabrá tratarlos y será capaz de identificar alguna señal de alarma.

4.     Animales que cuida

Muchos cuidadores, además de perros, cuidan a otros animales de compañía, fundamentalmente gatos. Es interesante que hablemos sobre las especies que cuida, que veamos el especio donde se ubica su guardería, las condiciones higiénicas en las que se encuentra, si tiene personal de ayuda. Asimismo, sería importante preguntar a cuántos perros pasea a la vez. Si el paseador lleva a varios cánidos, será más complicado que esté pendiente del nuestro continuamente.

5.     Sexto sentido

A menudo, nuestra intuición y sexto sentido nos dice mucho más que cualquier otra cosa. Hablando con el cuidador y observando su comportamiento podremos evaluar su trato hacia los animales. También sabremos si conoce a veterinarios, si sabe qué hacer si surge una emergencia, si conoce el protocolo de primeros auxilios, cómo actúa si dos perros se pelean, si un perro se suelta y sale corriendo, o si ataca a una persona. En definitiva, nuestra intuición nos servirá para conocer de primera mano si el cuidador nos gusta o si hay algo en él que nos da mala espina.

Fuente: Asiesnoticias.com

Related posts