Andy Murray renuncia al torneo de Brisbane y confiesa lo que lo aleja de las pistas

Pese a seguir intentándolo, el tenista escocés Andrew Barron Murray, mejor conocido como Andy Murray, no logró recuperarse al ritmo que quería, por lo que decidió no partiripar en Brisbane, el primer torneo ATP del año en la conocida ciudad australiana.

Pese a la imposibilidad de particupar en Australia en el primer grande del año, en su situación, desanimado, ha querido explicarse y compartir su situación con sus seguidores con un emotivo mensaje en Instagram. Así lo reseñó el portal deb del ABC de España.

“Solo quiero escribir un pequeño mensaje para quien esté interesado en lo que está sucediendo”, comienza Murray, que inmediatamente después se disculpa por su ausencia de última hora en Brisbane: “Quiero disculparme con el torneo y con quienes querían verme jugar (o perder). Los organizadores no podrían haber sido más comprensivos y siempre lo recordaré”.

“Estoy pasando por un periodo realmente difícil con mi cadera desde hace ya tiempo y he buscado consejos de especialistas. Me han recomendado tratar mi cadera de manera conservadora desde el US Open y he hecho todo lo que me han pedido desde rehabilitación y he trabajado muy duro para volver a pista y ser competitivo. Jugar sets de entrenamiento frente a jugadores top en Brisbane no ha funcionado para alcanzar el nivel que me gustaría así que tengo que fijar de nuevo mis opciones”, explica el tenista británico.

“Obviamente continuar con rehabilitación y darle más tiempo a mi cadera para que se recupere es una opción. La cirugía es otra posibilidad pero las opciones de un resultado positivo no son tan altas como me gustaría, lo que hace que ésta sea mi segunda alternativa y desearía evitarla. Sin embargo, es algo que podría llegar a considerar aunque espero que no”, reconoce Murray.

“Echo mucho de menos el tenis y competir”

Entonces llega la angustiosa confesión del tenista, que se refiere a lo que está sufriendo por esta situación que le mantiene alejado de las pistas, al menos al nivel que le gustaría: “He elegido esta foto mía como el niño pequeño que hay dentro de mí que quiere jugar a tenis y competir. Lo echo mucho de menos y daría lo que fuera por volver. No me he dado cuenta hasta estos últimos meses todo lo que amo este deporte. Es muy desmoralizante saltar a pista y ver que no tienes el nivel que necesitas para competir al alto nivel”.

“Ahora me quedaré en Australia un par de días y el fin de semana veré si mi cadera está mejor para decidir si me quedo o me vuelvo a casa y valoro lo que hago a continuación”, añade sobre su futuro inmediato y la posibilidad de estar en el Abierto de Australia.

“Necesitaba sacar esto de mi pecho ya que duele por dentro”, concluye su mensaje pidiendo perdón por haberse alargado más de lo esperado.

Related posts