Antiparasitarios: todo lo que necesitas para evitar problemas

Llega la primavera, y con ella se reactivan las alarmas. ¡Parásitos! Y bien cierto es que a partir de ahora, y hasta que bajen de nuevo las temperaturas, la proliferación de problemas relacionados con pulgas, garrapatas o mosquitos se acrecientan. Máxime en climas húmedos. Pero empecemos rompiendo un mito: nuestras mascotas están expuestas a ellos durante todo el año. Por lo que la guardia, en verdad, no debe bajarse nunca. Y aprovechamos la ocasión para echar más leña al fuego: tendemos a pensar también que con proteger al animal basta, cuando en realidad, la mayor parte de parásitos se encuentra en su entorno, que también debemos tratar. Sin ir más lejos, hasta el 95% de las pulgas que pueden suponer una amenaza para nuestra mascota están a su alrededor. Así que ya no sólo es cuestión de mantener la guardia siempre, es que se debe controlar tanto al animal como a lo que lo rodea; y ya se sabe, más vale prevenir que curar. Suerte que tengamos armas para ello.

Para el animal

Hay una gran variedad de productos que pueden servir para proteger a nuestros amigos peludos, algunos en forma de repelentes (cuya acción es preventiva, y por lo tanto no se elimina los parásitos si ya están ahí) o bien de insecticidas (protección y eliminación de parásitos). Antes de nada, pues, conviene tener bien claro lo que necesita el animal para ayudarle de la mejor manera posible, puesto que los primeros son más respetuosos con él (suelen estar hechos a base de aceites y otros elementos más naturales) mientras que los segundos, insecticidas, contienen agentes químicos para que su acción sea más efectiva.

Collares

Los hay tanto repelentes como insecticidas, y están hechos de materiales sintéticos impregnados de material repelente de manera que, una vez colocados alrededor del cuello de la mascota, su acción se expanda de manera lenta y uniforme por todo su cuerpo.

Pipetas

Se trata de un concentrado líquido listo para ser usado. Y es francamente cómodo: se administra el contenido de la pipeta de manera tópica, sobre la base de la nuca, en el torso y/o en la base de la cola, y la sustancia antiparasitaria hace el resto, expandiéndose. También ellas pueden ser preventivas (con una eficacia de entre el 70 y el 85% durante cuatro semanas) o insecticidas (en cuyo caso suelen tener una eficacia casi total entre uno y tres días después de haber sido administradas)

Sprays

Los sprays antiparasitarios son todo lo cómodos que podamos imaginar: basta con rociar a nuestra mascota con ellos para que el producto empiece a hacer efecto, quedando fija en el pelo del animal. El resultado es muy positivo y de hecho, sprays insecticidas (como puede ser el Aerosol antiparasitario de Friskies) puede proteger durante dos y tres semanas sin problemas. La única pega pasa por la reacción que nuestra mascota pueda tener al emplear dicho antiparasitario: ¡se puede asustar!

Champús

Los champús constituyen una alternativa excelente como arma contra los parásitos, siempre que se piense en un remedio inmediato. Y es como es lógico, su acción dura tan sólo un par de días después del lavado del animal. Para garantizar un mayor efecto, se recomienda hacer un primer lavado con un champú de limpieza, para ayudar a obtener después más espuma con el insecticida y reducir así la cantidad a usar. Para ello es necesario un champú específico, adecuado tanto al tipo de pelo del animal como a su pH. En este sentido, Friskies dispone de una gama muy completa de champús pensados para tal fin.

Para el entorno

Ya lo hemos dicho antes, tan importante es proteger a nuestra mascota como a su entorno, y para ello hay varias técnicas en función de las exigencias de cada uno. Trataremos de mantenernos en el entorno doméstico del animal, que es más asequible y para lo que antes que nada, toca aplicar algo de sentido común en cuanto a la higiene en general: aspirar y limpiar con regularidad las zonas de casa por donde nuestro amigo pase la mayor parte del tiempo. Ahora bien, conviene recordar también que tras un paseo por el exterior es necesario revisar el cuerpo del animal con el objetivo de comprobar que no se hayan traído consigo algún parásito del exterior. Por lo demás, esencialmente necesitaremos un spray antiparasitario, que es la manera más fácil de mantener las amenazas a raya.

Related posts