Desnutrición y paludismo están matando a la población en Bolívar

La salud de los venezolanos continúa en franco deterioro, afirmó Marcos Lima Martínez, médico endocrinólogo y dirigente político en el estado Bolívar, quien destacó no sólo las cifras records que por casos de paludismo, difteria y sarampión cerró el año 2017 en la entidad guayanesa, sino la gravísima situación de desnutrición que avanza fundamentalmente sobre la población infantil.

“El estado Bolívar sigue sufriendo la convergencia de graves epidemias de alta magnitud, que continúan diezmando la salud de los guayaneses”, advirtió Lima Martínez.

El 2018 inició con fuertes protestas por la falta de tratamiento antipalúdico, escasez de comida y medicina. Familiares y pacientes con paludismo comenzaron el año reclamando tratamiento en el municipio Piar (Upata). El año pasado las cifras por paludismo ascendieron a más de 300 mil casos, fuera de las recaídas y recrudescencias, con algunos decesos. Solo en octubre la región reportó 206.240 casos, dijo.

En lo que respecta a la difteria, de acuerdo a datos aportados por la Organización Panamericana de la Salud (OPS) hasta la semana epidemiológica 48 del 2017 se contabilizó un total de 609 casos, de los cuales al menos el 70% se localizaban en el estado Bolívar.

En cuanto al sarampión, entre la semana epidemiológica 36 y 47 del año pasado se identificaron 773 casos sospechosos, de los cuales 431 fueron confirmados, y de ellos el 80% correspondió a esta entidad.

En esta región, como en el resto del país, la desnutrición se ha convertido en una situación dantesca en crecimiento progresivo, primordialmente en la población infantil.

Lima destacó el cuadro de desnutrición registrado en los sectores populares  de Ciudad Bolívar, donde sigue en desmejora la calidad de vida y alimentación de sus habitantes.

Comentó que para el 2017 en el Hospital Raúl Leoni en Caroní se notificó el deceso de al menos 47 infantes por desnutrición. De acuerdo a estudios como el realizado por Cáritas de Venezuela dan cuenta de que el 63% de los niños en toda Venezuela presentan algún grado de desnutrición.

Seguiremos con los operativos

El especialista creó el programa “Nutriendo nuestro futuro”, donde a través de donaciones busca llevar suplementos nutricionales a los niños, así como asistencia médico-odontológica a los habitantes de sectores desasistidos de Ciudad Bolívar.

“En el 2018 continuaremos llevando salud a los sectores más desposeídos de Ciudad Bolívar”, señaló Lima durante el primer operativo  que realiza este año, y que se llevó a cabo en el sector San Valentín y en la calle Caroní en las parroquias Marhuanta y Vista Hermosa, respectivamente.

La población infantil recibió tratamiento antiparasitario, vitaminas y suplementos nutricionales para favorecer su crecimiento y desarrollo durante esta primera jornada, de muchas que se realizarán este año.

Lima cuenta con un equipo de médicos, enfermeras, bioanalistas, odontólogos y estudiantes de medicina que esperan continuar su labor este año para llevar salud a los sectores más pobres de Ciudad Bolívar, haciendo especial énfasis en la infancia.

Related posts