El último debut de Mónica Spear

Mónica Spear no falleció por causas naturales: fue asesinada la madrugada de un 6 de enero, cuando el vehículo en el que viajaba con su esposo Thomas Berry y su hija Maya, se quedó accidentado en la vía que comunica a Valencia con Caracas.
Entre las tantas metas que Spear dejó pendientes a sus 29 años, se encontraba hacer cine. Ya había hablado con Giovanni Gómez Ysea, profesor de  la Universidad de Carabobo y coordinador del diplomado en Cinematografía de la misma casa de estudios, sobre varios proyectos en común.

La relación entre el profesor valenciano y la potencial estrella internacional, así como su ascenso fulgurante y trágico descenlace, son el punto de partida para Mónica Spear, entre el cielo y la tierra, biopic que rinde homenaje a la memoria de la actriz a cuatro años de su asesinato, y que comenzará a rodarse el 23 del mes en curso bajo la producción de Raisa Soublette. El guión fue escrito por Gómez Ysea hace tres años, quien también asume la dirección del proyecto. El proyecto cuenta desde sus inicios con la aprobación de Rafael Spear, padre de Mónica y tutor y representante de su hija Maya Berry Spear, única heredera de la intérprete.

El papel protagónico recae en Maira Alexandra Rodríguez,  Miss Venezuela Tierra 2014, quien conoció personalmente a Spear por haberse formado con ella en la misma escuela de modelaje. Juvel Vielma, primer actor tanto del cine como del teatro venezolano, será el encargado de encarnar al profesor Gómez Ysea en la película. El elenco también contará con la participación de Sonia Villamizar, Pedro Durán, Antonio Cuevas y la animadora Anyela Galante Salerno. Elba Escobar tendrá una participación especial en la producción.

Se espera que Mónica Spear, entre el cielo y la tierra sea rodada durante seis semanas en territorio nacional: dos semanas en Valencia y cuatro en Caracas. También se rodarán escenas en Francia y en Los Ángeles. A pesar de contar con apoyo y la colaboración de varias empresas privadas, el presupuesto total de la película sobrepasa con creces el aporte de 1.300 millones de bolívares otorgados por el CNAC (USD $ 8.609), que el equipo de producción ha decidido utilizar para la postproducción de la película. Gómez Ysea afirmó que, de no existir las condiciones adecuadas en el país, procederá a culminar la elaboración del filme en el extranjero. Es por eso que para aligerar los costos, la producción anunciará a través de sus redes sociales la creación de una campaña de crowfunding para recaudar dinero.

El equipo de producción también manifestó su preocupación por el alza de precios del catering para el equipo técnico, actores y extras durante el rodaje, así como por la obtención del gasoil y aceite necesarios para mantener en correcto funcionamiento el transporte del equipo técnico y humano. Gómez Ysea también anunció que 80% de las ganancias tanto a nivel nacional como internacional de la cinta estará destinada a Maya Berry Spear, definiendo el proyecto como “un regalo para su familia”.

Related posts