Guanipa: “La crisis de hambre nos obliga a trabajar juntos en contra de la dictadura”

Juan Pablo Guanipa, gobernador electo del estado Zulia, manifestó que el gobierno de Nicolás Maduro está obligado a ceder ante condiciones que respeten la voluntad del pueblo, puesto que tienen debilidades de carácter económico y político que los llevan a doblegarse

“Nicolás Maduro no tiene moral para hablar sobre las negociaciones, él es el causante de la desgracia que vive el país con el mal manejo de los recursos y la corrupción. Ahora quiere terminar de destruirnos como país con la Constituyente y eso no se lo vamos a permitir”.

Juan Pablo Guanipa, gobernador electo del Zulia, durante su visita al estado Portuguesa, aseguró que toda Venezuela sabe que el gran problema del país es Nicolás Maduro y sus aliados, por eso la lucha está enfocada en tener las condiciones electorales mínimas para sacarlos democráticamente del poder y entonces que el país pueda avanzar.

Aseguró que la oposición se enfrenta a un proceso de negociación con garantes internacionales puesto que dentro de Venezuela “el gobierno no tiene ningún tipo de muro de contención” y está conformado de “gente que no respeta la Constitución, ni las leyes y mucho menos la voluntad de la gente que sufre la crisis”. “Estamos seguros que para saltarse la Constitución y la voluntad del pueblo que no quiere socialismo, sino cambio; se inventaron la Constituyente fraudulenta con la que pretende derogar nuestra Carta Magna y dictar a diario las leyes que a ellos les conviene”.

Guanipa hizo referencia a las negociaciones dadas el fin de semana pasada en República Dominicana, e indicó que “es difícil sentarse a negociar con el régimen pero gracias a Dios ellos también tienen muchas debilidades que los obligan a ceder en condiciones que en cualquier país democrático deberían estar aplicándose sin ningún problema”.

Comentó que así como el régimen quiere que le levanten las sanciones internacionales a los funcionarios corruptos y que la oposición reconozca la Constituyente, la oposición exige darle paso a la ayuda humanitaria para paliar la crisis de hambre y medicinas que mata a los venezolanos, así como el establecimiento de condiciones electorales democráticas para las elecciones presidenciales y que se restituyan las facultades constitucionales de la Asamblea Nacional.

“Estamos en un momento decisivo para el país. La crisis de hambre nos obliga a trabajar juntos en contra de la dictadura. Es la hora de estar firmes y convencidos de que este régimen quiere instaurar una dictadura y que cualquier acción que pueda facilitarle el trabajo a Maduro nos convierte en cómplices de sus pretensiones. Aquí todos tenemos que estar claros que si hubiésemos actuado de manera conjunta en la decisión de no participar en las elecciones municipales, la presión contra el régimen sería aún mayor y les causaría un problema político ante el mundo y eso es lo que tenemos que lograr: trabajar unidos en contra de la dictadura”.

 

Related posts