José Luis Alcalá: Solución de la crisis de gasolina en el Zulia es un espejismo

La crisis del combustible en la región zuliana pareciera estar llegando a su fin, por lo menos eso es lo que pensarían algunos ante el anuncio de la llegada de dos buques cargados de carburante al llenadero de Bajo Grande. Nada más lejano a la realidad según lo detalla José Luis Alcalá, dirigente del partido Un Nuevo Tiempo (UNT).

“Esto que hoy vivimos los zulianos no es más que un espejismo, un pañito de agua caliente que ha logrado el gobierno nacional para bajar el hervidero en lo que se le estaban convirtiendo varios estados de Venezuela. Lo único cierto aquí es que el país con mayor reserva petrolera del mundo no tiene combustible. La crisis petrolera actual viene ocasionada por un mal manejo económico por parte del gobierno que ha hecho que la principal industria nacional tenga que importar el 90% del combustible que consume el mercado interno venezolano”.

Alcalá, quien estuvo acompañado por el diputado de la Asamblea Nacional Jairo Bao, informó que si bien es cierto que llegaron dos tanqueros para paliar la escasez de gasolina en la región, lo cierto es que “los buques que la transportan están en las costas y se niegan a descargar el carburante si no se pagan por adelantado ante el riesgo de un default por parte del país”.

“El mal manejo ha hecho que Venezuela no pueda producir y mucho menos exportar combustible pese a contar con cinco refinerías como lo son: Las refinerías de Amuay y Cardón (Falcón), El Palito (Carabobo), Bajo Grande (Zulia) y Puerto La Cruz y San Roque (Anzoátegui), eso no es más que la evidencia de lo que ahora pretende hacer ver el fiscal Tarek William Saab en las investigaciones que ha ordenado para investigar los hechos punibles que están a la vista de todos y que el país esté en esta crisis”.

A juicio del dirigente de la tolda azul este problema de la falta de combustible refuerza otros como lo son la inseguridad, la falta de transporte de alimentos y el transporte de pasajeros. “En el Sur del Lago de Maracaibo los productores de leche y carne están casi paralizados en el despacho por la falta de gasolina.

En tanto que el transporte público se encuentra activo en apenas un 5% de su capacidad y “se tenga que recurrir a las chirrincheras o a los llamados ‘trencitos’ –que son totalmente ilegales por cuanto no cuentan con la permisología para transitar como vehículos- para poder paliar la falta del parque vehicular”, dijo el representante de UNT.

Pero el exdirector de la Policía Municipal de Maracaibo va más allá y explica que “la pernocta cerca de las estaciones de servicio, el cambio de horarios de entrada y salida de los hogares, así como el tener que recorrer varias estaciones para surtir de gasolina a incrementado los robos y no hay una política de seguridad para evitarlo”.

De igual manera, denunció que “aquí se habla que el problema es el llamado ‘bachaqueo’ o contrabando de extracción pero es que estas personas que pueden llegar a vender el litro de gasolina en diez mil bolívares están en plena ciudad y el gobierno no hace nada por detenerlos. Una situación que se presenta incluso en algunos expendios legales donde son los trabajadores en componenda con algunos funcionarios policiales o efectivos militares inescrupulosos venden cupos para poder llenar los tanques de los vehículos”.

Finalmente, José Luis Alcalá hizo un llamado de atención al gobierno nacional para que “use a Pdvsa para producir petróleo, para recuperar la producción y reinvertir en lo que ha sido la gallina de los huevos de oro del país. Ya está bueno que sea usada como la caja chica de unos pocos. No se realizaron las inversiones cuando el petróleo alcanzó picos históricos y hoy pagamos los venezolanos ese mal manejo donde no solo se dilapidaron los recursos sino que además nos endeudamos con bonos y créditos que nos tienen contra la espada y la pared ante la posibilidad de dejar de pagar y las sanciones que esto nos puede acarrear como nación”.

Related posts